El Juzgado de Primera instancia de Barcelona estimó los argumentos del abogado de AVINESA, D. Rafael Martin Bueno, al considerar acreditado que existió una mala praxis al no prever una posible retracción de la herida abierta en el útero (histerotomía) consecuencia de la prematuridad del feto y no constar acreditado, en la Historia Clínica, que ante su aparición ampliara la incisión para facilitar la salida del feto consecuencia del atrapamiento de la cabeza fetal, provocando una lesión medular completa que le causó la muerte. Asimismo, no da por válidas las explicaciones dadas por los obstetras que atendieron el parto al no contar acreditadas en la Historia Clínica y realizarse ocho años después de ocurridos los hechos

Hechos acaecidos que se suceden de la siguiente forma:

I.- El 19 de febrero de 2008 la gestante acudió al Servicio de Urgencias del Hospital Santa María del Puerto por dolor abdominal intenso y contracción aguda tetánica, encontrándose en la semana 33+6. Tras la realización de un registro cardiotocográfico, que finalizó a las 22:40 horas, le realizaron un tacto vaginal detectando que se encontraba en dilatación completa y una procidencia de pie (el feto estaba en podálica, pero con un pie fuera de la vagina), momento en que se ordenó una cesárea urgente, siendo extraído a las 23:30 horas. En la Historia Clínica elaborada por el obstetra, únicamente se hizo constar que existió una distocia de cabeza por retracción de histerotomía.

II.- El niño precisó una reanimación profunda del niño con intubación OT y administración de drogas siendo trasladado, de forma inmediata, al Servicio de Neonatología en mal estado general, pálido, mal perfundido.

III.- Con fecha 10 de marzo de 2008 el niño fue dado de alta. Sin embargo, siete días después los padres tuvieron que llevarlo al Servicio de Urgencias del Hospital USP-Clínica Sagrado Corazón para estudio de hipotonía detectando, mediante resonancia magnética, lesión especial C5-D4 y Sección Medular entre C6-D3, lo que motivó su traslado al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Con fecha 21 de marzo de 2008 fue intervenido quirúrgicamente detectando una grave lesión medular con disrupción caso completa del cordón especial, siendo dado de alta el 12 de mayo de 2008 con el diagnóstico de tetraplejia a nivel C6.

IV.- Con fecha 16 de enero de 2009 el niño falleció como consecuencia de la sección medular completa provocada durante la extracción fetal, tal y como confirmó la necropsia del niño.

Tras presentar la correspondiente acción judicial el Juzgado condenó a Sergucaixa Adeslas, compañía de salud en cuyo cuadro médico se encontraba el obstetra responsable de la asistencia sanitaria y el Hospital donde fue atendida la gestante, al pago de la cantidad de 163.573,97 euros más los intereses de mora del art. 20 LCS desde la fecha del siniestro (19 de febrero de 2008) que ascienden a 250.786 euros.