La Audiencia Nacional ha aceptado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Asesoría Jurídica de AVINESA, contra el Ministerio de Defensa por las secuelas causadas a una paciente tras una intervención de rodilla.

Los hechos quedan resumidos a continuación:

La paciente fue intervenida de la rodilla derecha (artroplastia total) el 19 de octubre de 1995 en el Hospital del Aire tras ser diagnosticada de gonartrosis bilateral por el Servicio de Traumatología de dicho Hospital.

A los pocos días, tras retirar el drenaje apareció una infección, y fue ingresada en el Servicio de Enfermedades Infecciosas del citado Hospital hasta el 6 de febrero de 1996, continuándose el tratamiento en su ambulatorio.

En septiembre de 1996 comenzó con un tratamiento por padecer un trastorno de ansiedad tras lo ocurrido.

Como consecuencia de la infección, apareció un aflojamiento de la prótesis con una inestabilidad del ligamento colateral interno, por lo que tuvo que ser intervenida para cambiar la prótesis en noviembre de 1996.

El 5 de noviembre de 1997 fue revisada por el Tribunal Médico del Hospital del Aire, que consideró que padecía una inestabilidad de rodilla considerable y le concedió un 40% de minusvalía.

A consecuencia de la asistencia sanitaria prestada, la paciente presentaba aflojamiento tibial protésico (que precisó el recambio de la prótesis total), acortamiento del miembro inferior derecho y un trastorno de ansiedad con episodios depresivos.

El fallo es el siguiente:

La Audiencia Nacional condena al Ministerio de Defensa a indemnizar a la paciente por las secuelas ocasionadas a consecuencia de la asistencia sanitaria recibida.