El Juzgado de Primera Instancia Número 14 de Valencia, condena a la Clínica Suver de Madrid a indemnizar a una paciente por los daños y perjuicios ocasionados a raíz de una mamoplastia de aumento.

Hechos que se resumen a continuación:

La paciente fue intervenida en dicha clínica el día 8 de agosto de 1996, efectuándole una mamoplastia en “T” invertida ocasionándole una cicatriz considerable.

Posteriormente, en febrero de 1997, le fue realizada una segunda operación para retocar la cicatriz de la anterior intervención. Tras ésta, se formó una cápsula retráctil y causó sangrado. Tuvo que ser intervenida en otras 3 ocasiones más para sustituir las primeras prótesis por otras de menor tamaño, que al final tuvieron que ser retiradas definitivamente. En todo este tiempo, la paciente no fue informada en su totalidad sobre los riesgos que conllevaba el proceso.

Tras las diversas operaciones sufridas, presenta varias cicatrices y un abultamiento doloroso en la mama derecha de unos 2 centímetros de diámetro.

Tras examinar los hechos, se decide lo siguiente:

El Juzgado dictamina, que la Clínica Suver de Madrid deberá indemnizar a la paciente por los daños y perjuicios ocasionados, así como a restituir las costas derivadas de las intervenciones.