El Juzgado de Primera Instancia de Madrid nº 60 ha estimado el recurso presentado por la Asesoría Jurídica de AVINESA, indemnizando con 38.937,63 € las graves secuelas que presenta una paciente que se operó mediante la técnica LASIK con el fin de corregir su elevada hipermetropía. – La paciente presentaba más de 5 dioptrías. – Consultó con el Dr. Outeriño a fin de conocer si podía ser operada para ver mejor. – Tras la operación precisó nuevas intervenciones presentando las siguientes secuelas: Astigmatismo irregular residual, doble visión, aberraciones de alto orden: deslumbramiento, pérdida de visión diurna y nocturna, imposibilidad legal de conducción diurna y nocturna y un grado de minusvalía del 65 %. – Actualmente está en tratamiento en el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) donde le han informado que precisa en un primer tiempo de trasplante de ojo izquierdo y probable ojo derecho con extracción del cristalino y en un segundo tiempo implantación de lente intraocular (LIO). La sentencia estima acreditada que existió mala praxis médica por varios motivos: – En el año 2000 la ciencia médica desaconsejaba realizar la técnica LASIK a aquellos pacientes que presentaban más de 5 dioptrías por el mayor número de complicaciones posibles y la gravedad de las mismas en caso de producirse. – No se la informó del estado de la ciencia en aquel entonces, el mayor número de complicaciones, dándole a firmar un consentimiento de operación de miopía cuando iba a ser operada de hipermetropía.