El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha estimado el recurso presentado por la Asesoría Jurídica de AVINESA, en nombre de los familiares de un paciente que falleció al no tomarse las medidas médicas necesarias durante el postoperatorio de una Colecistectomía laparoscópica. El paciente ingresó en la Clínica Nuestra Sra. Del Perpetuo Socorro derivado por el Servicio Canario de Salud por presentar un dolor en el hipocondrio derecho de varios meses de duración.

El día 24 de agosto del año 2000 fue intervenido mediante Colecistectomía laparoscópica con doble clips en cístico y cística.

Sin embargo, el postoperatorio no se desarrolló tal y como estaba esperado, ya que se había producido un coleperitoneo de unos 700 cc con impregnación biliar del peritoneo y fuga del clips del cístico, por lo que tuvo que ser reintervenido el 27 de agosto de 2000.

El afectado falleció ese mismo día con diagnóstico de Colecistectomía laparoscópica, insuficiencia respiratoria aguda probablemente secundaria a TEP, abdomen agudo, coleperitoneo, fallo multiorgánico y parada cardiorespiratoria.

Para la Sala, que para adoptar el fallo ha analizado las pruebas documental y pericial practicadas, ha quedado claro que en el caso de este paciente no se adoptaron las medidas médicas necesarias y posibles para evitar la segunda intervención, tras la cual falleció el afectado, por lo que ha decidido condenar al Servicio Canario de Salud al pago de una indemnización de 210.354,23 euros a la familia del fallecido.