Este pasado miércoles, una niña ha fallecido en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del Hospital General Universitario de Castellón, donde fue trasladada de urgencia desde el centro hospitalario comarcal de Vinarós, tras una presunta negligencia médica.

La niña ingresó por una gastroenteritis y entró en coma por un posible error en la administración de los medicamentos.

Tanto los resultados de la investigación como otras pruebas periciales aportarán luz a las causas del fallecimiento de la menor.

Para más información: https://elpais.com/ccaa/2018/11/15/valencia/1542269454_467172.html