La Audiencia Nacional ha aceptado el recurso contencioso-administrativo presentado por la Asesoría Jurídica de AVINESA, contra el Ministerio de Sanidad y Consumo, por el fallecimiento de un paciente.

Los hechos ocurrieron de la siguiente forma:

El paciente fue atendido en su domicilio por el 061 el día 21 de septiembre de 1999 por dolor en el pecho. Tras explorarle, se diagnosticó posible angor en reposo. Decidieron remitirle al Hospital Clínico San Carlos.

En el Servicio de Urgencias de dicho hospital, el paciente sufría dolor epigástrico. Se le realizó una exploración física, bioquímica y radiográfica, diagnosticándole erróneamente de epigastrálgia, prescribiéndole tratamiento con medicamentos y remitiéndole al Especialista de Digestivo de su zona.

El paciente falleció en su domicilio el mismo día, de muerte natural causada por un infarto agudo de miocardio complicado con una rotura cardiaca.

La resolución es la siguiente:

La Audiencia Nacional condena al Instituto Nacional de la Salud a indemnizar a la familia del paciente en concepto de responsabilidad patrimonial de la Administración.