El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha aceptado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la Asesoría Jurídica de AVINESA, contra el Instituto Madrileño de la Salud, por el fallecimiento de una paciente a causa de la infección causada por una escara provocada por la deficiente asistencia sanitaria que recibió.

Los hechos se resumen de la siguiente forma:

La paciente fue asistida el día 30 de julio de 2002 en la Fundación Jiménez Díaz por un cuadro de disnea.

Permaneció ingresada hasta el día 9 de agosto de 2002, el diagnóstico fue: insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia respiratoria global severa corregida y episodio de taquicardia supraventricular rápida corregida, debiendo recibir tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria y medicación.

El 29 de septiembre de 2002 vuelve a ser ingresada por aumento de su disnea habitual de 3 días de evolución.

El 30 de enero de 2003 se consigna en la historia clínica la aparición de una ampolla grande cerrada en el talón derecho y a principios del mes de Abril del mismo año comienza a manifestarse una úlcera por presión en la región sacra.

La paciente ya estaba incluida en el protocolo de visita domiciliaria, y fue tratada en su domicilio por personal de su Centro de Atención Primaria, recibiendo asistencia de tipo conservador.

Ingresó el 29 de abril de 2003 por úlcera sacra de 20 x 15 cm de diámetro, con fondo necrótico. Presentaba habla incoherente, en ocasiones no reconocía a sus familiares y presentaba incontinencia urinaria.
La trataron con antibiótico y sueroterapia, pese a lo cual, la paciente falleció el día 4 de mayo de 2003.

Expuesto lo ocurrido, la resolución es la siguiente:

El Tribunal dictamina que el Instituto Madrileño de la Salud, deberá indemnizar a la familia de la paciente por los daños y perjuicios ocasionados.