La Asociación Víctimas de Negligencias Médicas fue la primera asociación española de ayuda a víctimas de errores médicos.

AVINESA se constituyó en el año 1994 al unirse un grupo de personas damnificadas como consecuencia directa de una mala actuación médica, quienes al constatar las enormes dificultades que entrañaba la denuncia de tales hechos decidieron aunar sus esfuerzos a fin de hacer una mayor presión para reivindicar los derechos que les correspondían.

Los inicios de la Asociación fueron duros al tener que crear de la nada y prácticamente sin medios económicos ni humanos una infraestructura capaz de coordinar tanto prensa como profesionales de la medicina y el derecho que hicieren como suyos los objetivos de la Asociación.

El objetivo principal de Asociación Víctimas de Negligencias Médicas es velar por la defensa de los derechos del paciente, luchando para conseguir que en un futuro próximo tanto la legislación como los procedimientos a seguir a la hora de reclamar por los errores médicos que se producen sea un trámite más sencillo que el que actualmente existe.

Dentro de este objetivo principal, los pasos desarrollados por Asociación Víctimas de Negligencias Médicas van encaminados a participar activamente en la elaboración de un proyecto de ley destinado a suprimir los procesos largos y costosos que a menudo trastornan la vida de las víctimas y sus familias.

Dado que los profesionales sanitarios cuentan todos ellos con seguros médicos que cubren plenamente su responsabilidad civil en los casos de accidente en el ejercicio de su profesión, lo lógico sería pensar que las negligencias médicas deberían ser siempre económicamente indemnizadas. Sin embargo la ley y la jurisprudencia exigen del paciente la prueba de un error por parte de aquellos que lo han cometido y a los que habían otorgado su confianza previa.

En consecuencia el objetivo perseguido por Asociación Víctimas de Negligencias Médicas es conseguir la aprobación de una Ley por la cual toda víctima de un accidente médico pueda ser rápidamente indemnizada sin que sea necesario demostrar la existencia de una mala praxis (actuación imprudente) por parte de los facultativos médicos que le han asistido.

Aunque a priori este planteamiento pueda resultar chocante hemos de tener en cuenta que actualmente es el criterio seguido en los casos de accidentes de tráfico o accidentes de trabajo. Este es también el objetivo perseguido tanto por las diferentes Asociaciones de Víctimas de la Unión Europea, como por el organismo que las aglutina, la FEDOM (Federación Europea de Asociaciones para la defensa y Prevención del daño médico) de la cual Asociación Víctimas de Negligencias Médicas es miembro activo.

En este mismo sentido Asociación Víctimas de Negligencias Médicas también esta luchando por la creación de un Organismo Europeo de Indemnizaciones cuya función consistiría en indemnizar los daños directamente producidos como consecuencia de una negligencia médica. Dicha indemnización sería concedida de manera automática a las víctimas, dilucidándose posteriormente por el Organismo Europeo de Indemnizaciones el responsable directo y último del dano.

Para conseguir dicho objetivo Asociación Víctimas de Negligencias Médicas lleva a cabo diferentes actividades entre las que destaca el establecimiento de reiterados contactos con autoridades internacionales, nacionales, autonómicas, locales e internacionales, encaminados a la promoción de una normativa legal que proteja realmente de forma objetiva al paciente y a los familiares de éste.

Por otro lado, la Asociación Víctimas de Negligencias Médicas desarrolla también una importante labor de orientación y asistencia jurídica a las víctimas de una deficiente asistencia sanitaria, contando la Asociación para el desarrollo de dicha función con un amplio equipo de profesionales tanto en el ámbito jurídico como en el ámbito médico, que desarrollan su actuación profesional en todo el territorio nacional. En este sentido los médicos con los que cuenta la Asociación son profesionales dispuestos a valorar objetivamente a través de los correspondientes informes periciales la incorrecta actuación profesional prestada por sus compañeros.

María Antonia Moral. Presidenta de AVINESA.