La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y Fundación Manantial han puesto en marcha la Unidad de Atención Temprana (UAT) dirigida a jóvenes que han sufrido un primer brote psicótico y a sus familias.

Durante la presentación en Alcalá de Henares, Javier Maldonado, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha explicado que es una «unidad de referencia en España que presenta una nueva forma de abordar la prevención en la psicosis». «Es una enorme satisfacción pero también una responsabilidad, este proyecto viene a cambiar uno de los paradigmas en la atención de la salud mental», ha reconocido. El consejero ha señalado también el compromiso de su consejería con la salud mental y su apuesta por el «modelo comunitario». «Tenemos que ser nosotros los que demos una respuesta a los pacientes y a sus familiares».

Por su parte, Francisco Sardina, presidente de Fundación Manantial, ha expresado que se trata de un proyecto «a la vanguardia en la investigación» que lleva gestándose desde hace 8 años y que ahora «pese a que no corren buenos tiempos económicos» se ha hecho realidad. «Si la UAT tiene éxito estamos ante una revolución histórica en la prevención y atención temprana de la psicosis», señala Sardina.

«La noticia es que la sanidad madrileña ha instaurado una unidad pionera en España», añade. En ese sentido, el presidente de Fundación Manantial ha recordado que la UAT está «a la vanguardia mundial» ya que tan solo países como «Reino Unido y Australia tienen unidades parecidas». La UAT pretende proporcionar una atención temprana a los jóvenes en la fase inicial de la psicosis. El objetivo es «cambiar la evolución de la enfermedad para prevenir el deterioro y la cronicidad, y facilitar la recuperación desde la aparición de los primeros síntomas», según ha indicado Francisco Sardina.

Prevención en psicosis

«Los estudios demuestran que el inicio de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, se desarrolla entre los 16 y 30 años, justo en la transición a la vida adulta, cuando el impacto en la vida psicológica, social, afectiva y laboral de la persona es mayor», explica la psicóloga clínica Silvia Parrabera, directora de la UAT de Fundación Manantial.

Por ello, la unidad quiere «alcanzar la mayor recuperación posible y desviar el curso de la cronicidad que suele instalarse en los pacientes que no reciben un tratamiento adecuado», añade Parrabera. La UAT, asimismo, se marca como objetivos «mantener una atención integral e intensiva durante el período crítico inicial, estabilizar y orientar hacia la recuperación y prevenir el ingreso hospitalario de jóvenes para evitar el desarraigo del entorno familiar».

La unidad de atención temprana está ubicada físicamente en Alcalá de Henares, Madrid, y cuenta con 30 plazas de día. Está coordinada con los servicios de salud mental que son los que derivan a la unidad a jóvenes que presentan sintomatología psicótica.

Está atendida por un equipo clínico interdisciplinar de ocho profesionales, formado por psicólogos clínicos, psiquiatras, y profesionales especialistas en salud mental del ámbito de la terapia ocupacional, trabajo y educación social y enfermería.

Los jóvenes seguirán un tratamiento específico adaptado, donde se combinará psicoterapia intensiva, que constituye el eje fundamental de la intervención y el tratamiento médico psicofarmacológico. «Tenemos la convicción de que si los profesionales trabajamos con los pacientes, y las familias de forma conjunta en un ambiente terapéutico y con psicoterapia intensiva tendremos muchas posibilidades de que el paciente podrá recuperarse de la psicosis», asegura Silvia Parrabera, directora de la UAT.

La UAT está dirigida a la atención de jóvenes entre 16 y 25 años que se encuentren en los tres primeros años de evolución de un trastorno mental grave con sintomatología psicótica.

«La investigación confirma que a mayor tiempo de psicosis sin tratar, peor pronóstico y peor respuesta al tratamiento; los primeros cinco años de evolución son fundamentales para determinar el curso que seguirá la enfermedad», concluye Parrabera.

Fuente: gacetamedica.com