La Asesoría Jurídica de AVINESA ha conseguido que un juzgado de Cádiz condene a la aseguradora del Servicio Andaluz de Salud a indemnizar con 350.000 euros a una familia cuyo hijo sufrió daños en un brazo en el parto, que le han provocado una discapacidad del 36 por ciento.

Los daños podrían haberse evitado realizando unaecografía previa al parto y una cesárea.

La madre explica que llegó a este segundo parto con antecedentes de que podrían producirse las complicaciones que se produjeron.

Por ello su primera hija sufrió en el parto una distocia de hombros, que se produce cuando, tras salir la cabeza, los hombros se quedan encajados y hay que realizar maniobras para extraerlos.

En el segundo embarazo también le fue diagnosticada diabetes y en la última ecografía antes del parto se estimó «que el tamaño del niño sería superior a la media e incluso superior a su anterior hija», recoge la nota de prensa del abogado de la familia.

La sentencia recoge que no consta que la mujer fuera informada de estas circunstancias ni de la posibilidad alternativa de realizar una cesárea.

En el momento del parto, que se realizó por vía vaginal, se requirió el uso de instrumental, como una ventosa.

Se volvió a producir la distocia de hombros del bebe, aunque en este caso ocasionó una lesión completa de todas las raíces nerviosas que conforman el plexo braquial en el momento de intentar sacarle.

Ello se ha traducido «en la ausencia completa de movilidad en brazo y mano derecha».

La sentencia considera «concluyente» el informe pericial presentado por la defensa que destacaba que concurrían todos los factores objetivos para alertar del riesgo de distocia de hombros

Por ello, el juzgado ha decidido condenar a Zúrich, como aseguradora del SAS, a pagar una indemnización de 177.551,88 más los intereses de demora, lo que suma un total de 350.000 euros

 

Fuente: https://www.lavozdigital.es/cadiz/provincia/lvdi-indemnizacion-350000-euros-lesion-brazo-parto-201907031412_noticia.html