La Audiencia Provincial de Madrid, Sección 13, ha condenado a la Clínica MEDIDENTAL y a uno de sus médicos a indemnizar con 18.177 euros a una paciente quién, tras someterse a un tratamiento para rehabilitar el tamaño de los dientes y mejorar el color de los mismos, presentó un tallado excesivo de los dientes, inflamación y dolor y la necesidad de endodonciar la mayoría de ellos.

 Los hechos de manera más extensa son los siguientes:

  • El tratamiento de la paciente comenzó el 28 de marzo de 2007, dicho tratamiento consistía en poner carillas de circonio para rehabilitar el tamaño de los dientes y mejorar el color, además de utilizar una férula de relajación para evitar la fractura de dichas carillas de circonio.
  • La paciente sufre varios problemas tras el tratamiento, el tallado que se le realiza para la confección de las carillas es demasiado agresivo y le provoca dolores intensos, los provisionales tienen una estética deficiente y su uso se alarga durante un período más extenso de lo previsto, la anestesia no consigue un nivel de eficacia suficiente para evitar los dolores del tratamiento y se produce descementaciones de las carillas.
  • Tras todos estos sucesos, la paciente requiere la realización de varias endodoncias en dos piezas dentales y una endodoncia en una pieza, con el paso del tiempo necesita endodoncias en todos los dientes tallados al presentar diversas infecciones con fistulización en algunos de ellos y necesita la realización de coronas en varias piezas.

El perito recoge que “la férula de descarga le fue entregada a la actora el 28 de enero de 2008 aunque lleva ya desde el 19 de abril de 2007 con las carillas descementadas”

  • Los nervios habían resultado agredidos con el excesivo tallado. Para solucionar el problema realizaron un tratamiento de alargamiento coronario en las diez piezas y endodoncias de las que no lo estaban ya junto con la colocación de diez pernos para alargar la zona coronal del diente, tras lo cual colocaron coronas cerámicas, acabando el tratamiento el 25 de julio de 2008.

Las conclusiones que recoge el informe pericial aportado por la actora se resume de tal manera:

  • El tallado realizado para la colocación de carillas de circonio y porcelana no se corresponde por agresividad con la lex artis del tallado para dichas carillas.
  • El tallado de los dientes provocó complicaciones previsibles por la agresividad del mismo, siendo estas complicaciones principalmente dolores agudos, infecciones y descementación de carillas por falta de retención y estabilidad.
  • La demora en la entrega de la férula de relajación a pesar del bruxismo de la paciente, favoreció la fractura y descementación de carillas.
  • La paciente manifiesta no haber sido informada de estas posibles complicaciones.

En conclusión, la realidad de lo ocurrido acredita que el demandado realizó un tallado excesivo de los dientes, lo que no era preciso para la implantación de carillas, sino en todo caso para la colocación de fundas, no siendo esto último lo propuesto en la ficha clínica del Dr., lo que a su vez fue motivo de las inflamaciones y la necesidad de endodonciar. También se acredita el incumplimiento de facilitar la férula de descargar recomendada por el Dr., para evitar posibles desprendimientos y roturas de carillas.