La Comunidad de Madrid ha elegido a la Sociedad Aseguradora SHAM, con la cantidad de 12,73 millones de euros, para protegerse ante los posibles errores del personal sanitario que se encuentra a su servicio.

El seguro protege a la Comunidad de Madrid ante las reclamaciones por los errores involuntarios producidos por sus empleados.

Dicha cobertura entrará en vigor en el mes de noviembre de este año, con una vigencia de doce meses, aunque se espera una prórroga por otros doce meses más.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha promovido la elaboración de un baremo para así poder fijar las indemnizaciones a pagar a las víctimas de daños médicos.

Para más información: http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/10/08/5bbb4863e5fdea3d188b45db.html