Una pequeña de veinte meses, falleció en noviembre del pasado año, tras ser atendida en el Hospital de Vinarós (Castellón) al haber acudido por un cuadro de malestar acompañado de vómitos.

Como resultado de varios errores, recibió una dosis letal de glucosa por vía intravenosa, que provocó el fatal desenlace. Todo ello se hace constar en un informe de la comisión de investigación abierta por el centro sanitario.

El documento está incluido en la causa abierta por el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Vinarós, que investiga el caso junto con Rubén Darío Delgado Ortiz, abogado de la Asociación Víctimas de Negligencias Sanitarias (AVINESA).

Para más información sobre la noticia:

https://elpais.com/sociedad/2019/05/13/actualidad/1557746517_238064.html