La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado este martes al Ministerio de Sanidad que España ha quedado oficialmente libre del virus del ébola. Hoy se cumplen 42 días desde que, el pasado 21 de octubre, el segundo análisis practicado a Teresa Romero —con 48 horas de diferencia— diera negativo. La auxiliar de enfermería había ingresado en el hospital Carlos III el pasado 6 de octubre y recibió el alta 30 días después, el 5 de noviembre.

Un país se considera libre del virus cuando transcurren 42 días desde la curación del último paciente con la enfermedad, el doble del periodo de incubación. El equipo médico que atendió a Romero aseguró, el pasado 21 de octubre, que la auxiliar ya no tenía el virus en la sangre, pero sí en otros fluidos corporales. Por ello, y aunque ya se habían cumplido los criterios de curación determinados por la OMS, el hospital decidió mantenerla en observación. Romero estuvo en aislamiento hasta el 1 de noviembre, cinco días antes del alta.

En el mismo complejo hospitalario permanece en observación, desde el pasado 21 de noviembre, la cooperante navarra de Médicos Sin Fronteras (MSF), que no presenta síntomas de la enfermedad. Esto significa que en España no hay ningún caso sospechoso de contagio y que se han cumplido los periodos estipulados de observación de todas las personas que han estado en contacto directo o indirecto con el virus, entre ellas, los 145 trabajadores del hospital que estuvieron en contacto con Romero mientras estuvo ingresada en el Carlos III.

La sanitaria de MSF, repatriada desde Malí en un avión medicalizado de la ONG, permanecerá en aislamiento en la sexta planta del hospital hasta que se cumplan 21 días del contacto de riesgo, considerado el tiempo máximo para desarrollar el virus.

Fuente: elpais.com