El Juzgado de Primera Instancia número 45 de Madrid ha estimado la demanda presentada por la Asesoría Jurídica de AVINESA, en nombre de una paciente que sufre graves secuelas estéticas tras someterse a una liposucción de brazos. La paciente se sometió a una intervención quirúrgica para mejorar su aspecto físico el 28 de octubre de 1999 en la Clínica USP Dermoestética, S.L., por una cirujana autónoma que había sido contratada por la clínica para esta intervención.

La operación transcurrió con normalidad, sin embargo, tras el correspondiente post-operatorio la paciente detectó la existencia de graves defectos en la zona operada, tales como numerosas irregularidades en las superficies de ambos brazos, en particular zonas de hundimiento de un diámetro medio de 1,5 cm, causadas por una falta de tejido adiposo subcutáneo; en otras zonas se aprecian adherencias y en el tercio superior del brazo izquierdo existe un nódulo duro del diámetro de 1 cm.; además, los bordes del músculo tríceps son muy evidentes por la ausencia del tejido adiposo.

Para la Sala, el hecho de que existan las mencionadas secuelas, de por sí, generan una actitud negligente de la cirujana que intervino a la paciente, al no haber obtenido el resultado perseguido mediante su intervención. Efectivamente, el resultado puede ser mejorado, según declaraciones del perito judicial, sin embargo la corrección no es fácil, existiendo unas posibilidades de éxito del 65% si se utiliza la propia grasa de la paciente y de un 90-95%, si se usan otro tipo de materiales.

Según la Sala, no puede exigirse a la paciente el sometimiento a ulteriores intervenciones, de donde se concluye que el resultado que se ha obtenido dista mucho del que, lógicamente se perseguía, lo cual no supone sino una frustración del fin negocial querido por la afectada, en cuya atención el contrato se celebró, confiando en su obtención atendida a la reputación de la demandada.

Por ello, el Juzgado ha decidido condenar a la Clínica y la doctora que intervino a la paciente al pago de una indemnización por los daños ocasionados y para cubrir el caso de una hipotética intervención para solucionar las secuelas de la paciente.