Según el Real Decreto que prepara el Gobierno, estos profesionales podrán “recetar” algunos medicamentos, sin la necesidad de supervisión por parte de un médico.

La profesión enfermera lleva más de diez años luchando por esta cuestión, pues entienden que en su día a día toman decisiones que implican medicamentos con receta.

El proyecto de Real Decreto sobre prescripción enfermera introduce un cambio que los profesionales demandaban. En el texto vigente, los enfermeros que fueran a dispensar o indicar medicamentos que necesitan receta, tenían que conseguir una acreditación especial. En el nuevo redactado, esa condición se elimina, y bastará con que se inscriban en un registro.

Se considerará que la titulación de Enfermería ya es muestra de que están preparados para hacerlo sin tener que pasar otro control.

El texto aún no está cerrado, pero José Luis Cobos, vocal de los colegios de enfermería, confía en que no sufra muchos cambios, ya que hay un consenso previo de todos los sectores afectados.

Para más información: https://elpais.com/sociedad/2018/10/03/actualidad/1538587545_388528.html