El primer trasplante utilizando un corazón parado en Europa se ha llevado a cabo en Reino Unido, en concreto, en el Hospital Papworth. Ha sido posible gracias a una técnica cuyo objetivo es identificar nuevas fuentes de donantes para salvar más vidas. Según el cirujano que ha dirigido al equipo que ha participado en este trasplante, Stephen Large, «la utilización de esta técnica podría aumentar los trasplantes de corazón hasta un 25% en el país británico».

Huseyin Ulucan, de Londres, ha sido el paciente de 60 años que se ha beneficiado de este nuevo trasplante. Según los especialistas está experimentando un «progreso notable», después de haber pasado cuatro días en la Unidad de Cuidados Críticos del hospital.

La nueva técnica permite devolver a la vida a corazones que han estado parados durante 20 minutos y trasplantarlos a los pacientes. Consiste en usar un corazón que ha dejado de latir y revivirlo en una máquina llamada heart-in-a-box (corazón en un caja). Gracias a este sistema el corazón se mantiene caliente y se restablece su latido. Además, gracias a un fluido nutritivo, se reduce el daño al músculo del corazón.

Por su parte, el director de la Clínica de Trasplantes en Papworth, Steven Tsui, ha manifestado su entusiasmo por el progreso del paciente. De hecho, ha afirmado que este tipo de casos «son la esperanza de que esta nueva técnica en el futuro permita llevar a cabo más intervenciones entre los muchos pacientes que permanecen en lista de espera a un trasplante».

Fuente: consalud.es