El Juzgado de Primera Instancia Nº 74 de Madrid estimó los argumentos de la Asesoría Jurídica de AVINESA, al considerar acreditada que la actuación médica prestada por los facultativos que atendieron el parto, en el Hospital General de Segovia, fue contraria a la Lex Artis,  al no percatarse de la existencia de alteraciones en la gráfica de monitorización fetal, que evidenciaban una grave pérdida de bienestar en el feto, provocando una falta de oxígeno prolongada en el mismo (hipoxia) responsable de las secuelas neurológicas que presentó el niño al nacer.

Hechos acaecidos que se resumen de la siguiente forma:

I.- La embarazada acudió al Hospital General de Segovia, el día 4 de junio de 2009, sobre las 16 horas, por presentar sensación de dinámica uterina. Se le realiza amnioscopia en la que se visualiza un líquido amniótico claro. En el primer registro cardiotocográfico de las 16,10 horas éste se muestra reactivo con buena variabilidad y dinámica regular.

 

Durante la dilatación, permanece con registro cardiotocofráfico continuo siendo en todo momento rigurosamente normal, es decir reactivo, con buena variabilidad y sin deceleraciones.

 

II.- A partir de las 23,20 horas el registro es ya intranquilizador ya que presenta diminución de la variabilidad y Dips aunque precoces y de poca intensidad.

 

A las 00,15 horas y con 5 cm de dilatación se realiza amniorrexis artificial saliendo líquido amniótico teñido de meconio. Coincidiendo con la amnirrexis, el registro fetal se hace patológico, con la presencia de deceleraciones profundas y bradicardia fetal. Éste registro patológico dura desde las 00:15 horas a las 00:36 horas, 21 minutos.

 

A pesar del registro la paciente no es explorada hasta las 00:45 horas con 9 cm de dilatación y en segundo plano, es decir 30 minutos después de hacerse patológico. Tampoco se realiza una determinación de pH para descartar acidosis fetal, ni existe registro fetal del periodo expulsivo. Probablemente se produjo un prolapso oculto de cordón o lateroincidencia. La situación que origina la hipoxia se mantuvo durante casi una hora, produciéndose una hipoxia metabólica con descenso del pH por debajo de 7.

 

III.- Finalmente, nace un varón de 3035 g con una hipoxia importante:

  • Apgar 0 al minuto
  • Apgar 4 a los 5 minutos
  • pH 6,80

El niño es diagnosticado de Asfixia severa intraparto, prolapso del cordón y Encefalopatía Hipóxico Isquémica leve-modera. Posteriormente ha sido diagnosticado de Parálisis Cerebral Infantil.

 

La evidencia de mala praxis por parte de los facultativos aparece igualmente reflejada en los informes médicos periciales de los peritos de AVINESA al referirse, todos ellos, a los criterios recogidos por los Protocolos diagnósticos y Terapéuticos en Pediatría.

El Juzgado estima sustancialmente la demanda por importe de 900.000 euros imponiendo los intereses de mora del artículo 20 de la LCS desde el parto (siniestro), lo que equivale a 952.421,91 euros, toda vez los dos primeros años se calculan al interés legal más el 50% y el resto al 20%.

Zúrich deberá indemnizar con más de 1.800.000 euros.