El Juzgado de Primera Instancia Nº 16 de Madrid estimó los argumentos de la Asesoría Jurídica de AVINESA, al considerar acreditado que la paciente recibió una deficiente asistencia sanitaria.

Los hechos sucedieron de la siguiente forma:

I. La paciente acude el 14/02/2012 al hospital, estando embarazada de seis semanas, por presentar dolor abdominal irradiado a todo el abdomen y fosa renal.

II. La paciente es ingresada con diagnóstico de gastroenteritis, permaneciendo seis días ingresada en el hospital.

III. El 23/02/2012, tres días después de haber recibido el alta, acudió a la consulta de un médico privado, quien le aconsejó que fuera a urgencias por sospecha de una enfermedad inflamatoria pélvica, ingresando ese mismo día en el hospital por absceso pélvico.

IV. Se inicia tratamiento con antibióticos, los cuales fracasan y se decide hacer tratamiento quirúrgico con objeto de erradicar el proceso infeccioso.

V. El 03/03/2018 presenta sangrado vaginal, se confirma útero vacío y, por consiguiente, aborto completo y extirpación de ambos ovarios, provocando un estado de menopausia precoz.

El perito médico de la parte actora, especialista en ginecología y obstetricia, entiende que el primer día que acudió al servicio de urgencias del hospital, el 14/02/2012, era suficiente para diagnosticar la enfermedad inflamatoria pélvica o, al menos, para no descartarla

Tras presentar la correspondiente acción judicial, el Juzgado estima y condena a la Aseguradora Zúrich al pago de la cantidad de 127.920,51 euros, más los intereses del artículo 20 LCS y las costas procesales.